Orientación Ética

Pautas para el desempeño de evaluadores y conflictos de intereses

Para la redacción de esta guía se estudiaron los siguientes textos: el documento "Políticas y procedimientos para el reconocimiento de las escuelas de medicina acreditadas" (Policies and procedures for recognition of accredited medical schools), de la Federación Mundial de Educación Médica (octubre de 2013); el documento "Acuerdo de asociación entre CCHSA y revisores” (Partnership agreement between CCHSA and surveyors), del Consejo Canadiense de Acreditación de Servicios de Salud (junio de 2005) y la presentación "Principios y guías éticas para la conducta del evaluador", del Sistema Nacional de Avaliação do Ensino Superior – SINAES (Sistema Nacional para la Evaluación de Educación Superior).

Todos los participantes deben estar de acuerdo con estos principios para participar en el cuerpo del Sistema de Acreditación de Escuelas de Medicina – Saeme, incluida la evaluación, la discusión de informes o la decisión de acreditación para una escuela de Medicina.

Para evitar conflictos de intereses, el miembro del equipo de evaluación debe seguir estas pautas y firmar un documento que indique que está de acuerdo con ellas. Cualquier duda o situación de conflicto de intereses debe comunicarse al Comité de Acreditación del Saeme.

Cuando una situación particular o general no se define claramente en estas directrices, la definición de la posibilidad de generar un conflicto de intereses será responsabilidad del Comité Ejecutivo del Saeme.

El miembro del equipo de evaluación o un miembro de su familia (cónyuge, pareja, hijo, hija, hermano o padre) no puede:

  • Haber sido parte del equipo administrativo o técnico de la Facultad u otro empleado de la institución evaluada en los últimos dos años.
  • Haber solicitado un trabajo en la institución evaluada en los últimos dos años.
  • Haber sido consultor de la institución evaluada en asuntos tales como evaluación, estructura o planificación organizacional, gestión o finanzas, remuneradas o no, en los últimos dos años. La prestación de servicios a corto plazo (como ser un invitado en conferencias) no se considera una actividad de consultoría que caracteriza un conflicto de intereses.

El miembro del equipo de evaluación no puede:

  • Ser parte de una institución geográficamente cercana a la institución evaluada, donde existe la posibilidad de competencia o cooperación entre las dos instituciones para obtener beneficios financieros u otros (por ejemplo, acuerdos con hospitales, autoridades municipales o entorno de práctica)
  • Evaluar una institución que es parte de una organización de la cual el evaluador es miembro.
  • Evaluar una institución si considera que existe un conflicto de intereses debido a otras circunstancias, como la participación en evaluaciones para otras organizaciones.
  • Pparticipar en la evaluación de una institución cuando haya evidencia de que la participación de este evaluador será perjudicial para la institución.
  • Actuar como consultor remunerado o no remunerado en materia de acreditación del Saeme durante su participación en el Saeme y durante un período de dos años después de esta participación, a menos que esta consultoría sea aprobada por las direcciones del Consejo Federal de Medicina y de la Asociación de Educación Médica de Brasil.
  • La institución evaluada no debe estar involucrada en una colaboración o contrato sustancial con el miembro del empleador del equipo de evaluación o cualquier miembro de su familia.

Las personas que actúan como miembros del equipo de evaluación de las escuelas de medicina desempeñan un papel fundamental en el proceso del Saeme. Al aceptar participar en el Saeme, el/la participante asume la responsabilidad de representar siempre al Saeme de manera profesional. Entre sus responsabilidades están:

  • Participar en los procesos de capacitación y educación continua promovidos por el SAEME.
  • Respetar los derechos y la dignidad de todas las personas con las que tiene contacto; actuar con discreción, cordialidad y sentido común.
  • Agir com discrição, cordialidade e bom senso;
  • Garantizar la confidencialidad de toda la información obtenida durante la visita y durante todo el proceso de acreditación.
  • Identificar y comunicar todas las áreas de los posibles conflictos de intereses.
  • Participar en todos los elementos del proceso de acreditación, incluida la preparación de la visita y la redacción del informe de la visita dentro de los plazos establecidos.
  • Realizar la evaluación de acuerdo con los estándares, protocolos y procesos definidos por el Saeme.
  • Cumplir estrictamente con el horario de visitas en el sitio, sin reducción de los días programados.
  • Programar la duración de las actividades, para asegurar el progreso general del trabajo, sin subestimar ninguna de las etapas planificadas.
  • Evitar el énfasis en algún aspecto de interés específico o de su especialidad.
  • Aceptar ser evaluado y recibir feedback por su trabajo para el Saeme.

El miembro del equipo de la evaluación, durante las visitas, no debe:

  • Hacer demandas y quejas innecesarias que no estén en línea con una actitud profesional.
  • Usar su posición como evaluador para ganancias personales o financieras; dar o aceptar obsequios que puedan considerarse que influyen en las decisiones del Saeme.
  • Dar o aceptar obsequios que puedan considerarse que influyen en las decisiones del Saeme.
  • Programar su participación en la institución, como conferencias, cursos, promociones de libros etc., hasta la publicación del informe final de acreditación.
  • Realizar o sugerir servicios de asesoramiento o consultoría para la institución evaluada.
  • Aceptar el pago de transporte, alojamiento y gastos diarios por parte de la institución evaluada.

El miembro del equipo de evaluación debe evitar:

  • Entrevistas o exposición a los medios.
  • Emitir opiniones y directrices sobre las actividades realizadas o sobre la escuela de medicina o la institución de educación superior en su conjunto.
  • Participar en debates que pueden comprometer la credibilidad de la evaluación.
  • Emitir opiniones sobre otras escuelas de medicina.
  • Participar en recepciones, fiestas o actividades turísticas que puedan comprometer la imagen de la evaluación.
  • Solicitar servicios del personal de la escuela de medicina para cualquier trabajo de naturaleza personal.